lunes, 26 de octubre de 2015

Concéntrate para ser feliz


Where is my Mind? Se preguntaban The Pixies en aquel excelente album Surfer Rosa, esta canción también concluía la no menos maravillosa película El Club de la Lucha. Si, porque divagar, no estar donde estamos es algo inherente a la especie humana. Aunque vivimos en el presente nuestra mente se va bien al pasado, a los recuerdos, bien al futuro, imagino lo que pasará.  Pensamientos negativos y positivos inundan nuestra mente. El pasado nos deprime y el futuro nos da ansiedad. 

Estudios recientes demuestran que divagar nos da infelicidad. Aunque nuestros pensamientos sean positivos, estar en el presente es siempre más satisfactorio para nuestra existencia. Según el estudio del  Dr. Killingsworth el 47% del tiempo pensamos en cosas distintas a la que estamos haciendo. Estos pensamientos muy a menudo son negativos, lo que nos hace profundamente infelices.

No obstante, este apocalíptico escenario tiene solución y la solución no consiste en bajar a un sótano a darse de puñetazos con unos rivales inventados por uno mismo. La solución es estar completamente presente, consciente del lugar en el que estamos y de lo que estamos haciendo. La cualidad de estar en el momento presente, también denominada "mindfullness" se entrena. Se entrena mediante meditación, meditación que insertamos en nuestro día a día o que introducimos en otras actividades como el deporte. Mediante esta práctica entrenamos al cerebro a volver al momento presente y dejar de divagar.

Una práctica muy sencilla es respirar de forma consciente. Centra tu atención en la respiración, en el acto de coger aire y soltarlo.  Puedes respirar con los ojos cerrados o abiertos, pero cerrándolos será más fácil la concentración. Según lo hagas puede que tu mente se evada a pensar en otras cosas, cuando te des cuenta vuelve a centrarte en la respiración.

Un invento interesante es la aplicación pause que estoy usando con éxito últimamente. Es una aplicación para liberarte de stress en el momento. Consiste en mover el dedo por la pantalla mientras escuchas música relajante. Sirve para centrarse de nuevo en el momento presente ¡a mi me funciona!

La felicidad no es algo externo a nosotros, está en nosotros mismos. Céntrate en el presente para disfrutar de él y ser más feliz. Medita, respira, vive el ahora. No te olvides de irte sin comentar y si te gusta lo que lees suscríbete a El Inconformista.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario