domingo, 1 de noviembre de 2015

Como convertir el ejercicio en un hábito


Hace ya cuatro años que empecé a correr y desde entonces no lo he dejado. De 15 minutos corriendo-andando a varias carreras de 10 kilómetros entre ellas tres San Silvestres, por no decir triatlones y duatlones.  Sigo siendo lento pero el deporte me proporciona experiencias increíbles. Lo más importante empezar, lo segundo más importante, ser constante.  

Mis trucos para convertir el ejercicio en un hábito:

1. Buscar un momento para hacer deporte. Este momento debe ser tuyo y tiene que ser un momento que sea difícil que te roben. Yo elegí poner las calles del barrio, es decir, madrugar un poco más. Otra opción puede ser el mediodía si tu trabajo lo permite, ahórrate el menú del día y cálzate las zapatillas.

2. Evita obstáculos. ¿Cuanto tiempo te lleva ir al gimnasio? Salir de casa, conducir, entrar en el gimnasio, ponerse la ropa de deporte, encontrar una cinta para correr... ¿No es más fácil ponerse las zapatillas y a correr? El mejor gimnasio el salón de tu casa: fondos, sentadillas, planchas, estiramientos...

3. Salir si o si durante un tiempo. Unos dicen 20 días, otros un mes. En general, lo suficiente para que sea un hábito, es decir, algo que si lo dejas te lo pida el cuerpo.

4. Ponerlo en la agenda. Este momento tiene que ser un evento más de tu agenda: correr, andar, nadar, bici junto con el tiempo que vas a dedicar. 

5. Comienza con poco. No te pongas grandes comienzos. Si quieres correr comienza andando si quieres nadar apúntate a clases, varia el estilo, sin grandes distancias...

6. Piensa en grande. Ponte un objetivo a 3 meses vista, a 6 meses vista, a un año. Si comienzas a correr un objetivo de 3 meses puede ser: correr seguido 5 kms y uno a un año: acabar la San Silvestre. Ponerse un objetivo y lograrlo nos hace crecer como deportistas y como personas. 

7. Busca algo que te divierta. De nada sirve meterse en algo que no nos gusta pero... paciencia, al principio puede que te cueste mucho y en poco tiempo te sientas mejor.

8. Disfruta el momento. El momento no tiene que ser tedioso tiene que ser algo agradable. Céntrate en el momento, en la respiración, baja el ritmo si vas muy sofocado, sin prisa, varia los recorridos...

9. Nadie dijo que fuera fácil. Como todo en la vida salir de nuestra zona de confort y hacer algo distinto nos va a parecer un mundo al principio. Con paciencia puedes conseguir todo lo que te propongas pero exactamente eso: paciencia con uno mismo.


Espero que te haya gustado y si necesitas ayuda con el comienzo no dudes en preguntar. Después de este tiempo hacer deporte es un hábito y por que no decirlo, una droga. No te vayas sin comentar y si te gusta lo que lees suscríbete a El Inconformista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario