lunes, 9 de noviembre de 2015

Del caos al orden con GTD

Fue en Nueva York en el 2008 yo era uno de esos españoles que "comprábamos" Manhattan cuando las vacas gordas. Allí, paseando por La Quinta Avenida, y no es un sueño de blogger aunque lo parece, dí con el libro Getting the Things Done de David Allen. Después de leerlo decidí crear el ya antiguo el inconformista cuyo dominio está en manos de unos chinos, aunque esa es otra historia. 


Llevo unos años usando el método o lo que aprendí de él, pues no estaría de más actualizar mis conocimientos.  Para los que aún no lo sepan el método GTD, acrónimo de Getting Things Done, es un método de organización que se basa en vaciar la mente de las tareas pendientes anotándolas y concentrarse en la tarea en curso. 

¿Qué me ha aportado GTD?

1. No olvidar nada.
2. Aumentar la concentración en la tarea actual.
3. Sensación de control sobre los proyectos tanto personales como profesionales.
4. Conseguir hacer más cosas hasta el punto de tener que ser discreto con lo que comento. 
5. La sensación de dilatar el tiempo. 
6. Dividir proyectos y conseguir que avancen.
7. Menor desgaste mental. Usar el potencial de la mente no para recordar sino para hacer.
8. Delegar tareas y seguirlas. 

¿En qué consiste el método?

1. Anota lo que llame tu atención. Usa un cuaderno, evernote o una grabadora para anotar lo que llama tu atención. Tanto cosas personales como profesionales. Todas tus tareas y proyectos. 

2. Procesa. Revisa todo lo que has anotado y pregúntate: ¿Puedo hacer algo? Si respondes que no a esta pregunta puedes tirarlo a la basura, dejarlo para más tarde o archivarlo como referencia. Si la respuesta es si, decide cual es la siguiente acción. Si te lleva menos de 2 minutos hazlo ahora. Si no, delega si puedes o ponlo en una lista para hacerlo cuando puedas.  

3. Organiza. Organiza las tareas en sus contextos adecuados. Crea listas para las categorías apropiadas: llamadas para hacer, cosas para hacer de camino de un sitio a otro, emails para enviar etc...

4. Revisa periódicamente. Mira tus listas tan a menudo como sea necesario para determinar que hacer a continuación. Haz una revisión semanal para limpiar, actualizar tus listas, y limpiar tu mente. 

5. Simplemente haz. Confía en tu sistema para elegir las acciones más apropiadas en cada momento. 


Recursos GTD:


Algunos blogs especializados:


Puedes encontrar más blogs de productividad aunque no exclusivos de GTD en: 57 blogs sobre la productividad personal 

Web oficial: GettingThingsDone.com

Organizarse es básico para lograr nuestros objetivos personales y profesionales. Confía en el método GTD. Espero que este post te ayude y que el "caos" sea cosa del pasado. No te vayas sin comentar y dejar tu aportación. Si te gusta lo que lees suscríbete a El Inconformista.

Foto: Cámara antigua del 2008 :) por eso los pixels

No hay comentarios:

Publicar un comentario